Ronquidos

Alrededor de un 60% de la población adulta ronca mientras duerme. Los ronquidos, ese molesto sonido que muchos aguantan por las noches, se produce por la vibración del paladar blando el del reto de estructuras del aparato respiratorio. Además de ser molesto para el círculo cercano de quien lo sufre, puede ser un síntoma de mala salud.

A qué se debe el ronquido

Como hemos mencionado, el ronquido se debe al flujo irregular del aire por las vías respiratorias, cuyos motivos principales son:

-Obesidad: el sobrepeso hace que las vías respiratorias estén sometidas a una mayor presión, por lo que el aire pasa con más dificultad.

Tabaco y alcohol: al igual que al tomar somníferos y medicamentos relajantes, provocan una relajación en exceso de los músculos y las vías respiratorias se obstruyen más fácilmente.

-Mala postura: dormir boca arriba puede aumentar los ronquidos ya que en esta posición la lengua cae hacia atrás y deja menos espacio para que pase el aire.

-Obstrucción de las fosas nasales: las alergias, la congestión nasal por los resfriados o los tabiques desviados, aumentan el ronquido.

Cómo afectan los ronquidos a tu salud oral

Al mantener la boca abierta durante toda la noche, el paso del aire ocasiona que se reseque mucho y se disminuyan los niveles de saliva. La sequedad bucal (xerostomía) supone el escenario perfecto para que proliferen las bacterias y erosionen el esmalte dental. Esto aumenta el riesgo de caries y debilita la salud de las encías, que también sufren cuando la boca se reseca demasiado.

Otro efecto negativo de la xerostomía es la halitosis, el mal aliento. Al no producir saliva, las bacterias crecen y descomponen los restos de alimentos y provocan un olor desagradable.

La apnea obstructiva del sueño

Este trastorno del sueño y de la respiración, aunque no es muy conocido, es una patología que puede causar graves consecuencias a la calidad de vida. La apnea del sueño es más que un simple ronquido, se diferencia en que, en este trastorno se produce la interrupción de la respiración.

Esto provoca despertares bruscos, cansancio, debilidad, dolores de cabeza…es necesario tratarlo. Tu Dentista de Confianza puede ayudarte a mejorar el sueño y dejar de roncar, existen dispositivos mandibulares que fuerzan la posición correcta de la mandíbula para que el aire pase sin obstáculos y no se produzcan ni ronquidos ni cortes de la respiración.

Write a comment:

Your email address will not be published.