embarazo y salud bucodental- clínica dental

Si estás embaraza, ¡sonríe… estás en buenas manos!! Todos los profesionales de la salud se encargarán de que todo vaya bien, también tu dentista. La visita al odontólogo durante el el embarazo es fundamental para tu salud oral y la de tu futuro bebéEn el 70% de los casos, la madre es la mayor transmisora de las bacterias orales a sus hijos siendo la caries la enfermedad crónica más frecuente en la infancia.

Trastornos en la salud bucal

Los cambios físicos, hormonales y también en la composición de la saliva propician la aparición de diversas patologías bucodentales. Durante el primer trimestre de gestación entre el 75% y el 80% de las mujeres experimentan náuseas y vómitos lo que puede provocar una importante erosión del esmalte dental.

La gingivitis, la inflamación superficial de la encía, afecta a entre el 60% y el 75% de las mujeres y suele aparecer durante el tercer y el octavo mes. Se conoce como gingivitis del embarazo y tras el parto suele desaparecer. Pese a que no remite excesiva gravedad, es importante acudir al dentista para que la controle.

Si durante el embarazo precisas un tratamiento odontológico éste deberá llevarse a cabo lo antes posible. Tanto los tratamientos como los fármacos utilizados son seguros tanto para ti como para tu bebé. Posponerlo solo aumentaría los daños. Con la tecnología odontológica de hoy en día, la seguridad de ambos está garantizada.

Los padres, principales transmisores de caries

No olvides que la aparición de la caries puede tener un origen genético, pero también se transmite a través de las saliva. Por eso, no debes probar la cuchara del bebé para probar su comida o chupar el biberón y el chupete.

Retrasar  todo lo posible esta infección primaria en el bebé es muy importante ya que reduce el riesgo de que desarrolle caries en el futuro. Para evitar este contagio es importante que los padres se sometan a tratamientos dentales y periodontales necesarios.

¿Cómo conseguir una salud oral adecuada pese a estos cambios? Además de acudir al odontólogo durante el embarazo, ¡también después! Un control constante es importante para evitar problemas graves y tratar los que vayan surgiendo rápidamente. Por supuesto incrementar la higiene oral durante la gestación y seguir las pautas del dentista después Una limpieza profesional al año es conveniente al igual que utilizar a diario el hilo dental (además del cepillado).

Es recomendable que lleves a tu hij@ al dentista antes de cumplir un año, sobre los 6 meses.  Y los cuidados orales deben empezar desde que nace, es importante limpiar sus encías para que no almacenen bacterias. En cuanto a los dientes de leche, aunque no sean definitivos, son igual de importantes. Debes limpiarlos después de cada comida con una gasa o con un cepillo pediátrico ultrasuave y no acostar a tu bebé con el biberón, evitarás así que desarrollen caries.

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.