Tratamiento

Periodoncia

Dentistas en Móstoles

Periodoncia

A través de la periodoncia podemos prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan los tejidos de soporte de los dientes (encía, hueso, ligamento periodontal). Todas las patologías periodontales suelen ser silenciosas en sus fases iniciales, por lo que suelen pasar desapercibidas y avanzar aceleradamente.

Desde Mayo Dental te recomendamos las visitas frecuentes al dentista, para detectar a tiempo algún signo o síntoma.

Nuestra Garantía

PERIODONCIA EN MÓSTOLES

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal es una enfermedad de origen infeccioso que afecta las estructuras que soportan los dientes. Su causa principal es la placa bacteriana, aunque su desarrollo también puede estar condicionado por factores externos como la genética, el hábito del cigarrillo, algunas enfermedades sistémicas (diabetes, VIH, alteraciones del corazón), cambios hormonales y estrés.

Cuando no se remueve adecuadamente la placa bacteriana, esta se endurece y se convierte en cálculo (también llamado sarro). Todas las bacterias presentes en la placa y los cálculos liberan toxinas que generan un desprendimiento de las encías y crean una especie de bolsillo que recibe el nombre de bolsa periodontal, la cual tienen la capacidad de albergar muchas más bacterias y se profundizan a tal punto de dañar el hueso y generar la movilidad y pérdida de los dientes.  

periodoncia

Gingivitis

Es la forma inicial de la enfermedad en la que se presenta inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías. También puede haber halitosis (mal aliento).

Periodontitis

Es la forma avanzada de la enfermedad que va destruyendo los tejidos de soporte. En esta etapa hay cálculos y bolsas periodontales. Si no se trata adecuadamente, avanza muy rápido y causa movilidad dental, hasta el punto de ocasionar la pérdida de las piezas. Según la cantidad de signos y síntomas, se clasifica como leve, moderada o severa.

Signos y síntomas más frecuentes de la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal no solo afecta a las personas mayores, también se puede dar en jóvenes y, en estas edades, suele ser mucho más agresiva y rápida. De ahí la importancia de usar la seda dental todos los días y acudir al dentista con frecuencia.
  • Sangrado espontáneo o al cepillarse
  • Cambio de color de las encías (más rojas o moradas)
  • Movilidad dental
  • Presencia de cálculos
  • Halitosis
  • Dientes que se ven más largos

¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad periodontal?

El tratamiento de la enfermedad periodontal va a depender de la forma y la gravedad de la enfermedad. El periodoncista es quien define cada procedimiento:

Para la gingivitis:

  • Profilaxis: se limpian minuciosamente todas las superficies de los dientes para desprender la placa y controlar las bacterias causantes de la inflamación y el sangrado.

Para la periodontitis:

  • Limpieza dental profunda y detartraje: para eliminar las bacterias y el sarro presentes en las bolsas periodontales y crear un ambiente propicio para la curación de los tejidos.
  • Raspados y alisados radiculares: para desprender de las raíces de los dientes todo el cálculo que se queda pegado, con el fin de dejarlas libres de impurezas y propiciar que la encía cicatrice y se disminuya el tamaño de la bolsa periodontal.
  • Cirugía periodontal: en los casos que es imposible acceder directamente a la bolsa periodontal para limpiarla. Utilizando anestesia local, se levanta la encía para limpiar y desinfectar la zona, luego se cierra la encía y se sutura.

Beneficios del tratamiento periodontal

  1. Controla el progreso de la enfermedad
  2. Elimina las bacterias que causan la infección
  3. Elimina los cálculos
  4. Disminuye la profundidad de las bolsas
  5. Combate el mal aliento
  6. Evita la pérdida acelerada de hueso
  7. Controla la movilidad y la perdida dental
  8. Mantiene la estabilidad de los tejidos

¿Cómo puedo empezar mi tratamiento?

Dentistas en Móstoles

Tratamientos dentales

Implantes Dentales

Estética Dental

Odontología General

Periodoncia

Odontopediatría

Ortodoncia

Prevención

Ir al contenido